Cómo vivir con...

¿Debo explicar que tengo TEA en mi trabajo? ¿Y en una cita?

Compartir o no temas de salud en el ámbito relacional o laboral es una decisión personal. Por lo tanto, no hay una respuesta única a esta pregunta. Puede ser útil compartirlo en el ámbito laboral, por ejemplo, si necesitas adaptaciones para desarrollar el trabajo. En una primera cita, según el contexto, puede ser adecuado hablarlo si crees que puede ser relevante y de ayuda para ti y para la otra persona. Se trata de un aspecto que puede trabajarse con el equipo profesional de referencia.