8 horas con...

«Solo hay que prepararnos para que podamos tener nuestra propia voz y espacio»

9:30 - ¡Abrimos la tienda y nos ponemos al día!

Normalmente a primera hora no suelen entrar clientes, así que, con mi compañero y con Natalia, la educadora social, aprovechamos la primera media hora para ponernos al día sobre cómo estamos y si hay cosas a comentar del día anterior. Natalia nos propone también actividades que nos ayudan a trabajar en equipo y fomentar nuestro compromiso con el proyecto y con el trabajo bien hecho. De hecho, los cuatro que estamos trabajando en turno de mañana y tarde fuimos los que hicimos las normas de la tienda.

10:00 - Hoy me toca barrer y ordenar la ropa

Cada día revisamos lo que tenemos que hacer durante nuestra jornada y nos repartimos las tareas: ordenar la ropa, reponer productos, revisar existencias, colgar carteles, limpiar espacios y cristales. Incluso hay días que recibimos formación sobre atención al cliente, ventas e incluso mantener el perfil de la tienda en Instagram.

Antes de ponerme a revisar que toda la ropa esté bien colgada y doblada, barro el suelo para que todo esté bien limpio. Después me aseguro de que la ropa que vendemos esté bien colocada y ordenada. Aprovechamos para empezar a ver qué producto de verano tenemos disponible porque pronto tendremos que cambiar a la ropa de verano.

Con todas las responsabilidades que hay en una tienda, tenemos trabajo toda la mañana.

12:00 - Saber atender a los clientes

Cuando entra una persona a la tienda, le doy un rato para que mire y luego me acerco para saber si puedo ayudarla en alguna cosa. Ahora ya no, pero al principio me costaba mucho acercarme a la gente, pero me supero cada día. Me ha costado mucho dejar que me ayuden porque me cuesta reconocer mis propias emociones y eso hace que no sepas pedir ayuda, pero es un aspecto en el que he mejorado y tengo la suerte de que soy una persona que controla bien los nervios.

15:30 - Damos el relevo a los compañeros

Por hoy mi jornada ha terminado, mis compañeros del turno de tarde seguirán con el trabajo en la tienda hasta las 19.30h. Poder desarrollar este trabajo me anima a buscarme algún otro trabajo también por las tardes, de momento, seguiré yendo al gimnasio. Soy una persona con una gran fuerza de voluntad y las empresas también tienen que saber que a las personas a las que nos cuesta hacer ciertas cosas, nos esforzamos el doble. Solo hay que prepararnos para que podamos tener nuestra propia voz y espacio.

Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 16 de Mayo de 2022
Última modificación: 16 de Mayo de 2022